Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continúas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

Acepto | Saber Más
Kapta CRM SCHOOLS

10 de mayo de 2019 en Marketing para escuelas

Desde el consabido festival del Día de las Madres con “novedosos” éxitos como «Señora, señora» o hasta el dibujo hecho con sopa de codito, las escuelas buscan celebrar a las madres de los alumnos con acciones que implican empeño y dedicación tanto de los más pequeños como de los profesores y el área administrativa. Además del festival, que es infaltable, aquí te presentamos otras opciones originales para que las mamás se sientan, además de celebradas, consideradas y valoradas por tu institución educativa.

El mejor regalo del Día de las Madres que una escuela puede dar

Día de relajación

Un evento donde las mamás vayan a la escuela a sentirse por un día como cuando eran pequeñas como sus hijos. Se puede comenzar con una clase de yoga madre e hijos, donde se invite a un profesor de esta materia; luego, los alumnos pueden preparar y repartir botanas saludables mientras las mamás participan en juegos organizados por profesores. Por último, un concurso de karaoke madres e hijos puede ser la forma más divertida de cerrar el día.

Cine para mamás

Por este día las mamás podrán disfrutar de una película en compañía de sus hijos. El auditorio o salones de clase podrán convertirse en salas de cine donde los hijos, guiados y ayudados por los maestros serán los encargados de preparar y servir en la dulcería, donde las mamás podrán elegir palomitas, refresco y dulces para luego elegir el lugar de su preferencia con sus hijos. Incluso la escuela puede hacer una selección de cintas de esta temática como Mamma Mia, Valiente o Quédate a mi lado y las mamás podrán votar anónimamente si lo desean en línea o en whatsapp con programas como ferendum.com o surveymonkey.com para elegir la que se proyectará.

Conferencia para mamás

La tecnología permite que muchos eventos puedan organizarse mejor y atender las necesidades de las personas. La escuela puede lanzar una encuesta usando las páginas del párrafo anterior para conocer cuáles son las dudas o más frecuentes de las mamás de familia y de ahí realizar una conferencia donde el psicólogo, o el médico de la escuela o alguien que la institución educativa contrate, resuelva estas inquietudes generales. Las mamás estarán sumamente agradecidas de que la escuela de sus hijos no solo se dedique a educarlos a ellos sino que también ayude a los papás.

Un festival diferente

Pero sabemos que el festival es un clásico que muchas escuelas y mamás aman. Por eso, sugerimos a los organizadores no olvidar el objetivo principal: hacer feliz a mamá. Es mejor evitar pedir a los alumnos que “alguien” les haga un vestuario complicado o “alguien” les haga unos pompones o “alguien” maquille y peine a las niñas, lo más probable es que mamá sea la que termine gastando, desvelada cosiendo o recortando o pintando e incluso ayudando a su hijo con la manualidad que le va a regalar. Es mejor realizar este tipo de acciones en el salón de clases enseñando a los alumnos a desarrollar sus capacidades manuales; todo con tal de que las mamás no tengan que hacer nada más que disfrutar el día.

Seguro mamá nunca se va a cansar de ver cantar a sus hijos en el festival de cada año, pero quizá se llegue a aburrir de escuchar solo Mamá de Timbiriche o Señora, señora de Denisse De Kalafe, por lo que sugerimos explorar otros temas como Te voy a decir una cosa de Amaia Montero, o Ella es única de Franco de Vita o incluso canciones de moda como Arrullo de estrellas de Zoé o Mi cariñito de Pepe Aguilar tienen una lectura ideal para este día. De hecho, quizá la canción que más disfruten ni siquiera hable sobre mamás.

Por último, cuántas madres mexicanas no le dicen a sus niños: «M’hijito no me regales nada, con que tengas bien limpio tu cuarto y saques calificaciones me harías muy feliz». Pues bien, este es el mejor regalo que la escuela puede dar a las mamás: ayudar a que sus hijos estén preparados para enfrentar el mundo proporcionándoles una buena educación.

Artículos relacionados

Recibe nuestros mejores artículos en tu correo

Mejora tus procesos de captación